El futuro del fraude de la identidad
8 Marzo, 2017
Estafas más comúnes
10 Mayo, 2017

Top 10 fraudes por correo electrónico

El fraude por correo electrónico ha sido y es una modalidad de fraude muy habitual que, en la mayoría de los casos, se inició con el correo postal, que evolucionó al fax y finalmente al email.

Las estafas por correo electrónico más comunes en los últimos años han sido:

La denominada estafa nigeriana, normalmente comienza como un email de un funcionario o empresario, entre otros casos, que informa de que su dinero se encuentra temporalmente retenido por diferentes motivos. De este modo, el estafador ofrece recompensar al estafado con grandes sumas de dinero, siempre que este último acceda a pagar los cargos o impuestos requeridos para la recuperación del dinero retenido. Efectivamente, el estafado nunca llega a percibir el beneficio prometido y pierde el efectivo prestado.

El fraude de la lotería de cualquier país, es aquel por el que el destinatario recibe un email afirmando que ha sido ganador de la lotería de distintos países (el lugar que el estafador decida incluir). Es posible que el correo mencione una lotería oficial y su correspondiente razón social. Se pide al destinatario que contacte con quien corresponda en tal caso, para tratar lo concerniente al cobro del premio. Sin embargo, se solicitan algunos pagos previos por tasas e impuestos y otros gastos de tramitación. Finalmente el estafado no recibe dinero alguno y pierde la totalidad de lo pagado.

Estafa por solicitud de cobro de cheques, por la que el remitente incita al destinatario a que cobre varios cheques pudiendo quedarse con un porcentaje del importe de tales cheques, por la realización de la gestión. Estos cheques suelen ser sin fondos o no existe cuenta donde cobrarlos. La víctima gira el importe estimado por el defraudador y algunos días después recibe una notificación que le informa del rechazo del cheque, con lo que pierde la totalidad del importe transferido.

El Phishing, o suplantación de identidad, que llega en forma de email desde nuestro banco, red social más habitual e incluso los juegos de moda como Candy Crush, así como sistemas de pago o tiendas online. El objetivo de este correo consiste en conseguir los datos personales del estafado.

El spam en forma de oportunidad, o lo que es lo mismo, correos no deseados que nos ofrecen oportunidades de compra, por ejemplo: los artículos de decoración más económicos del mercado, material escolar de la mejor calidad… el problema comienza cuando nos registramos en estos “chollos”, aportando datos personales y bancarios a estafadores.

Estafa del desempleado, fomentada por la crisis y las elevadas cifras de paro de los últimos años, que han propiciado las ofertas de trabajos de ensueño, normalmente para el extranjero, que conllevan un pago previo para la cobertura de gastos iniciales como la búsqueda de vivienda. Finalmente, no existe dicho puesto de trabajo y el estafado pierde su dinero. Para evitar esta situación, es preferible contactar directamente con la empresa por otra vía, evitando intermediarios.

Estafa de la cadena, en la que se envían chistes o mensajes graciosos por email, proponiendo la consecución de la cadena, y que son aprovechadas por los defraudadores para ocultar datos u obtener información personal del defraudado. También se utiliza este tipo de fraude con maldiciones y otras cosas desagradables que te pueden suceder si no continúas la cadena.

El fraude de los enamorados, que consiste en correos electrónicos de personas de diferentes nacionalidades, tanto hombres como mujeres, que afirman haberse enamorado perdidamente del futuro/a estafado/a. Estas personas reclaman dinero con la excusa de viajar a conocer a su amado/a. Finalmente, la persona estafada pierde ese dinero y no vuelve a saber de su pretendiente/a.

Estafa de la inversión, por la que el destinatario recibe un email informativo sobre la subida de valores en la Bolsa, que implican ganancias rápidas y elevadas. Se pueden dar dos situaciones: o bien, redirige a sitios web ilícitos donde quedan los datos del defraudado, o llevan a sitios reales sin ganancias, puesto que es actividad especulativa.

Estafa del negocio millonario, por la que existe una interesante propuesta de apertura de negocios millonarios, y para participar es necesaria una inversión inicial elevada, que se asegura se recuperará en un corto periodo de tiempo. Sin embargo, el negocio no existe y la persona estafada pierde su dinero.

Estas estafas son cada vez más comunes, no solo por correo electrónico sino también a través de redes sociales o portales de empleo, entre otros. Es importante tener cuidado con los remitentes desconocidos y evitar intermediarios, buscando la web directamente en el navegador. Además, no debes dejar tus datos personales o bancarios a portales desconocidos y es preferible navegar en páginas con certificado https que indique su seguridad. En caso de confirmar la dirección de email de un estafador, habría que notificar la cuenta (gmail, yahoo, LinkedIn, etc) a la Policía, para evitar que otra persona sea víctima de fraude.

Fuentes: Puro Marketing y BB&T

Área Privada