Glosario de términos de ciberseguridad
21 agosto, 2018
El último “agujero” de WhatsApp
18 septiembre, 2018

¿Cómo contratar nuestro seguro de forma fiable?

En muchas ocasiones, cuando hablamos de fraude en el sector del Seguro lo asociamos a estafas llevadas a cabo por consumidores intentando engañar a su empresa aseguradora. Desgraciadamente, y pese a la existencia de casos más que llamativos, no es una práctica unidireccional. En los últimos años, en gran parte debido al aumento del uso de los canales online, se han incrementado notablemente los casos de fraude en la venta y contratación de seguros.

Aunque este tipo de fraude suele producirse más en entornos online, no son pocos los casos presenciales que se han producido en nuestro país, con numerosas denuncias de consumidores que, tras haber adquirido su seguro se encuentran con que éste no ha sido dado de alta por su agente o vendedor o con que, simplemente, nunca ha existido.

En lo que respecta a canales digitales, la práctica más habitual es la venta de seguros falsos -de todo tipo, aunque se producen más en el ámbito de las pólizas de automóviles- por parte de empresas o particulares que se presentan bajo la imagen de una marca reconocida dentro del sector y, normalmente, con precios más bajos de lo habitual.

Tras la supuesta contratación del seguro, en muchos casos con documentación falsa, el presunto vendedor cobra el importe del mismo pero sin que el consumidor llegue a contar  en ningún momento con ese seguro. En muchos casos el asegurado no se da cuenta del fraude sufrido hasta meses después; por ejemplo, en el caso de las pólizas de automóviles el consumidor se percata de ello en el momento en el que sufre un siniestro y tiene que dar un parte a su compañía.

¿Cómo detectar el fraude?

La forma de ‘captación’ puede ser una primera vía para percatarnos de que nos encontramos ante un posible fraude. Normalmente, el falso vendedor contacta con su víctima a través de anuncios o de mails masivos en los que se presenta como agente de alguna aseguradora prestigiosa, utilizando la imagen de la misma para dar solvencia a su propuesta. Además, normalmente el mensaje contiene algún tipo de oferta o frase muy llamativa para captar la atención del receptor e, incluso, ofrece algún tipo de recompensa o premio.

Como recomendación general, es aconsejable acudir siempre a sitios web oficiales de entidades aseguradoras o a sus mediadores oficiales. A la hora de realizar el pago, se recomienda no pagar nunca dinero en efectivo o por métodos no fiables, así como exigir toda la información sobre el producto contratado y la documentación pertinente.

En el caso de la más mínima duda durante el proceso, lo más aconsejable es verificar la información directamente con la entidad aseguradora a través de sus canales de contacto.

 

Área Privada