Top 5 de los fraudes más comunes al ciudadano
8 noviembre, 2017
El hackeo masivo como nueva forma de guerra entre países
5 diciembre, 2017

Los falsos descuentos para aumentar ventas es el principal motivo de fraude. Esta dinámica consiste en inflar los precios en los días previos para volverlos a bajar durante el viernes negro a su precio habitual simulando ofrecer una ganga.  Los cibercriminales también aprovechan esta fecha para realizar algún tipo de fraude online.

Según una encuesta realizada por la Asociación de Consumidores FACUA, el 83 % de los consumidores opina que las ofertas están falseadas por parte de los comerciantes, en contraposición al 1% que considera que no se producen estas prácticas. La encuesta, realizada a través de Twitter, invita a informar de estos abusos en las redes sociales bajo el hashtag #BlackFraude.

El Black Friday es una tradición norteamericana que marca el inicio del consumo navideño y que ya está plenamente adaptado en nuestro país desde hace más de una década. Es la jornada de mayores ofertas y descuentos de todo el año en el que algunos comerciantes tratan de confundirnos o incluso engañarnos. Pero no solo se producen estafas en las tiendas físicas.

El mundo online también se hace eco de este tipo de malas prácticas con un importante incentivo extra. Y es que en esta jornada en la que los consumidores están frenéticos en búsqueda del mejor precio, cegados por la fugacidad de las ofertas, los cibercriminales aprovechan la oportunidad para atraerlos hacia ellos.

No es de extrañar que, motivados por un jugoso descuento, acabemos en una falsa web o comprando un producto manipulado o existente. O incluso, que nos roben los datos de las tarjetas de crédito para posteriores estafas o infecten nuestros dispositivos con malware.

Os dejamos los siguientes consejos que seguro os resultarán de utilidad en vuestras compras online durante este viernes negro:

  • Evita el uso de equipos públicos que puedan estar infectados con virus capaces de robarte los datos de tu tarjeta de crédito.
  • Verifica que la página web es la oficial de la marca comercial y que estás en un sitio seguro antes de introducir tus datos para efectuar el pago. Para ello, busca el “https” al inicio de la dirección web y/o el candado en la parte superior junto a la barra de direcciones.
  • Elige modos de pago seguros como una pasarela de pago con tu entidad bancaria o el servicio PayPal. Intenta evitar la transferencia bancaria.
  • Investiga acerca del perfil del comprador, su volumen de clientes, los tiempos de pedido o política de devoluciones y coteja las valoraciones de otros usuarios. Huye de los que cuenten con malas calificaciones
  • Desconfía de mensajes promocionales recibidos por WhatsApp. Si normalmente éste es uno de los canales preferidos para difundir estafas y malware, en estas fechas no lo será menos. Acude a la página oficial de la marca para comprobar la veracidad de la oferta y nunca pinches en el link adjunto en el mensaje.
  • Cuidado con las redes sociales. En ellas las falsas ofertas pueden correr como la pólvora. Asegúrate que las cuentas de Facebook, Twitter o Instagram sean las oficiales de las marcas comerciales, ya que muchos ciberdelincuentes crean páginas falsas para estafarnos.
Área Privada