Cada vez más ingenio en la suplantación de identidad
27 abril, 2020
El 017, nuevo servicio público de atención y prevención a la estafa
26 mayo, 2020

EUROPOL: El COVID19 ha supuesto un preocupante avance para la ciberdelincuencia

La principal conclusión a la que ha llegado el reciente informe publicado por Europol Pandemic profiteering: How criminals exploit the covid-19 crisis”,  es que los ciberestafadores han centrado todos sus esfuerzos en explotar la pandemia del Covid19. Así lo refleja este informe basado en los datos recogidos en los Estados miembros de la UE y los países socios de Europol.

La crisis sanitaria ha supuesto todo un mundo de oportunidades para el Fraude, que desde el principio de esta situación ha reformulado el modus operandi de los delincuentes, ampliando su alcance y afinando la ingeniería social para adaptar sus estrategias a la nueva situación.

Dada esta circunstancia, Europol está invirtiendo recursos y capacidades para apoyar a los Estados miembros en la lucha contra la ciberdelincuencia durante esta difícil situación.

Europol ha monitorizado el impacto de la pandemia en el panorama de la ciberdelincuencia y ha podido comprobar que la creatividad de los ciberestafadores se ha agudizado de forma alarmante en busca de nuevas vulnerabilidades. Nunca antes hubo tantas víctimas potenciales como ocurre ahora con la población confinada en sus hogares consumiendo servicios en línea. Y nunca tampoco de una manera tan sobrevenida y, en muchas ocasiones, improvisada. 

Así lo afirma la directora ejecutiva de Europol, Catherine De Bolle:

Con un gran número de personas que trabajan desde casa, a menudo con sistemas de seguridad obsoletos, los ciberdelincuentes aprovechan la oportunidad para centrarse aún más en las actividades delictivas”.

Europol está apoyando a las autoridades nacionales encargadas de hacer cumplir la ley con la coordinación internacional de casos, conectando las investigaciones, facilitando el intercambio de información, el análisis operativo y los servicios forenses.

El informe analiza diferentes formas de ciberdelincuencia y nuevas vías para el ciberdelito, como el robo de datos personales, la red oscura, amenazas híbridas (campañas de desinformación e interferencia), entre otras.

Algunas de las principales conclusiones del informe son: 

  • El impacto de la pandemia de COVID-19 en la ciberdelincuencia  ha sido el más visible con diferencia en comparación con otras actividades criminales.
  • Los ciberdelincuentes se han adaptado rápidamente y explotar nueva ingeniería social para aprovechar los temores de la población.
  • Se ha detectado un incremento exponencial en ataques de phishing y ransomware para explotar la crisis actual y se espera que continúen aumentando.

En este enlace se puede acceder al informe. 

Área Privada
Scroll Up