Aspectos más destacados de la Comisión de fraude trimestral
17 julio, 2018
¿Cómo evitar fraudes en compras online?
7 agosto, 2018

Con la llegada de las vacaciones de verano son muchos los que deciden viajar y disfrutar de la playa o de la montaña, un periodo de relax en el que conviene estar atento a las posibles estafas que pueden producirse.

Hace unos años encontrábamos, entre una gran oferta de pisos y apartamentos, algunos a precios muy baratos, y es que las gangas demasiado evidentes hacen saltar la alarma de posibles estafas. Pero, en los últimos años los precios están más equilibrados y nos cuesta más identificar un posible fraude. Por eso es aconsejable estar actualizados y conocer las diferencias de precios cuando se acerca el periodo vacacional.

Otro punto a tener en cuenta es el anuncio. Un mal uso del lenguaje, expresiones en desuso, errores de sintaxis y ortografía son factores que pueden denotar que nos encontramos ante mensajes automatizados que podría tener detrás a una banda de estafadores que está intentando realizar algún tipo de fraude desde el extranjero.

Pisos que realmente no existen

Una de las estafas más comunes es aquella en la que el supuesto propietario vive en el extranjero y, por lo tanto, no puede ni enseñar la vivienda ni hacer entrega de las llaves. Normalmente, en este tipo de casos el presunto propietario exige una cantidad en concepto de señal a cambio de la promesa de hacerle entrega de las llaves más adelante, algo que finalmente nunca se produce.

Es normal que se exija una señal como reserva, pero en ningún caso la totalidad de la renta, ni mucho menos sin haber llegado al piso o apartamento.

Si no podemos ver personalmente el piso ni contamos con alguien en la zona que pueda desplazarse para hacerlo, lo más recomendable es pedir al propietario fotos actualizadas y vídeos del inmueble.

Igualmente, en muchas ocasiones el anunciante no facilita un número de teléfono y el contacto se hace únicamente mediante e-mail, lo que dificulta el proceso de seguimiento posteriormente en caso de denuncia por estafa.

En cualquiera de los casos es recomendable firmar un contrato donde se reflejen los datos de ambas partes, la situación del inmueble, las fechas de entrada y salida, la renta, la forma de pago, etc.

Fraudes a hoteles y restaurantes

Pero no solo los consumidores sufren fraudes; hoteles y restaurantes también son el objetivo de los timadores más o menos profesionales. Uno de los más habituales son las reservas de particulares en las que el pago se realiza mediante una transferencia o un cheque sin fondos. Valiéndose de que estas operaciones no son inmediatas, los estafadores aprovechan el servicio y posteriormente anulan el pago.

Igualmente, también se están dando casos de falsas denuncias por intoxicación a hoteles y restaurantes por parte de turistas, intentando ser indemnizados por los mismos.

Por todo esto, es importante tomar precauciones para poder vivir las vacaciones con tranquilidad y sin sobresaltos. Una buena medida para evitar problemas es reservar siempre nuestras vacaciones a través de plataformas reconocidas y fiables sobre todo en los casos en los que tengamos que realizar pagos.

Área Privada