¿Te han robado el móvil? Evita el fraude de identidad
2 enero, 2018
El Fraude en las Redes Sociales
9 enero, 2018

Los estafadores no descansan. Fechas y días especiales en los que más relajados estamos se convierten en objetivo fácil para los criminales. La tranquilidad del día de Reyes, una vez que ya hemos terminado con las compras navideñas, puede verse irrumpida por un fraude.

El ajetreo de la Navidad, con reuniones y cenas familiares o entre amigos, y sus azarosas compras navideñas hace que desconectemos de nuestra actividad ordinaria. Esta despreocupación se convierte en una oportunidad excelente para los cibercriminales que siguen trabajando y suelen aprovechar estas fechas especiales para cometer fraude online. Por ese motivo, días como el de Navidad o el de Reyes se convierten en un objetivo muy fácil.

Un informe elaborado por Stripe sobre el fraude en el pago con tarjeta de crédito señala que los mayores niveles de fraude online se producen en días y horas de menor actividad consumista, cuando los titulares de las tarjetas ya han realizado sus compras. En este sentido, también las altas horas de la noche son buen momento.

Dicho informe también revela que los ciberdelincuentes se decantan por realizar operaciones pequeñas y que realizan cargos repetidos con la misma tarjeta en las mismas empresas con una velocidad diez veces superior a la de los usuarios legítimos. Por lo que en estos días festivos en los que los usuarios están más despreocupados en cuanto al control del gasto de sus tarjetas, pueden realizar un fraude considerable en poco tiempo a la misma persona.

Para evitar sufrir algún tipo de fraude en estos días de baja actividad comercial hay una serie de pautas que puedes seguir:

  • Inscríbete en servicios de alertas de proveedores o bancos, así te avisaran en el momento en el que se produzca un cargo en tu tarjeta.
  • Monitoriza siempre tu cuenta bancaria y sus movimientos. En el momento en el que detectes un movimiento extraño, comunícalo a tu banco.
  • Toma medidas para evitar una clonación de tu tarjeta: cuando la utilices en cajeros públicos protege el teclado numérico con tu mano libre y comprueba que la ranura del cajero y el teclado no hayan sido manipulados. A la hora de pagar en tiendas, no pierdas nunca de vista tu tarjeta.
Área Privada