Insurtech y la prevención del fraude
16 julio, 2019

Tecnología anti-fraude ¿la están usando las empresas?

A medida que los defraudadores encuentran nuevas formas de llevar a cabo sus planes y atacar a nuevas víctimas, utilizando nuevos medios y tecnologías, los profesionales de la lucha contra el fraude debemos asegurarnos de que también estamos adoptando nuevas tecnologías más eficaces para combatir estos novedosos intentos de fraude.

El informe Anti-Fraud Technology Benchmarking Report elaborado por la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE) se ha realizado con los datos que han proporcionado más de 1.000 miembros de ACFE sobre el uso de la tecnología, en sus organizaciones, para combatir el fraude. Entre los principales hallazgos, desde la AEECF queremos destacar las acciones que las empresas llevan a cabo para la prevención del fraude.

En relación con el presupuesto que invertirán las empresas en la lucha contra el fraude en los próximos 2 años, cabe destacar que el 55% de los encuestados planea aumentarlo (17% significativamente y 38% ligeramente). De lo que se desprende el gran compromiso que tienen las organizaciones con la prevención del fraude.

Con respecto al uso de nuevas tecnologías en la prevención contra el fraude nos gustaría destacar dos datos relevantes: el primero es que un 26% de los encuestados utiliza actualmente la biometría en sus programas de prevención de fraude y un 16% tiene pensado incluirlo en su estrategias anti fraude en los próximos 2 años. Y en segundo lugar el estudio desvela que un 64% de las empresas considera que un incremento en las transacciones que se pueden analizar con analítica avanzada es muy beneficioso para la ayuda a la detección del fraude.

La conclusión que se extrae de estos resultados es que las empresas están utilizando la tecnología y lo seguirán haciendo para luchar contra en fraude, lo que sorprende es que solo un 9% de ellas están utilizando el Blockchain o la robótica en sus programas de prevención del fraude, cuyo uso está por llegar en un futuro no muy lejano.

Finalmente se aborda el tema de la compartición de datos para ayudar a prevenir el fraude, y los resultados son claros, el 29% contribuye actualmente a dicho intercambio y otro 21% estaría dispuesto a contribuir en el futuro. Lo que coloca a la compartición de datos en un punto muy relevante en la estrategia de prevención del fraude de las empresas.

Para la AEECF, que las empresas destinen parte de sus presupuestos a la implementación de tecnologías y la cooperación entre organizaciones en materia de prevención y lucha contra el fraude es de gran importancia y supone un beneficio tanto para empresas como para particulares. El fraude es un problema de todos y cuantas más herramientas tengamos a nuestro alcance para combatirlo más fácil será prevenirlo.

Área Privada
Scroll Up